BOSQUE DE ARRAYANES

El bosque de arrayanes, situado sobre la Peninsula de Quetrihué es un área protegida de incalculable belleza, a 12 Km del puerto municipal. Aqui y en la Isla Victoria, son los únicos lugares donde el arrayán ha tomado forma arbórea, habiendo ejemplares de más de 18 metros de alto y de 300 años de antigüedad.

La flor es pequeña y blanca, parecida al azahar; su fruto violáceo y comestible era utilizado por los mapuches para hacer chica y dulce. En medicina popular se prepara una infusión con las hojas para calmar dolores musculares y afecciones intestinales. El tronco del arrayán es sumamente retorcido y su corteza color canela se desprende en placas. 

Excursión al Bosque de Arrayanes

Duración: Medio día (en bici o en lancha) o día completo (a pie)

Movilidad: En bicicleta, lancha o a pie.

Recomendaciones: Se aconseja ir con guía.

*Se recomienda consultar horarios de excursiones lacustres y de visitas guiadas en la Dirección de Turismo.

El Bosque de Arrayanes se encuentra en el sudeste de la peninsula de Quetrihué (en mapuche "donde hay arrayanes") al final de una senda de 12 Km que comienza en la entrada del Parque Nacional "Los Arrayanes", en la villa, a metros del muelle Bahia Brava. Puede visitarse como parte de una excursión lacustre; también se puede llegar en bicicleta o caminando con vuelta en lancha (se recomienda ir en barco y volver en bicicleta, ya que la pendiente nos favorece). En el caso de ida y vuelta en bicicleta se emplean 3 horas (4 horas con un guia).

Caminando se llega en tres o cuatro horas. Los primeros 800 metros requieren más esfuerzo debido a la pendiente del terreno. Luego sigue un atractivo y cómodo sendero entre coihues, ñires, radales, cipreses y notros (o ciruelillo, cuya flor roja es muy llamativa). A una hora de caminata se cruza un arroyito proveniente de la laguna Hua-Huan (árbol nativo de olor similar al laurel) la que puede conocer SOLO en compañía de un guía, ya que puede confundir las distintas sendas de retorno principal. En el trayecto encontramos espacios abiertos donde descansar mientras disfrutamos el lugar. En el kilómetro 9 (señalizado por Parques Nacionales) se encuentra la antigua entrada a la estancia Quetrihué, propiedad de la familia Lynch.

Se debe continuar la senda por fuera de los antiguos cercos de dicha estancia. A esta altura, vemos la laguna Patagua (árbol nativo propio de lugares pantanosos y cuya corteza reducida a polvo es utilizada en la medicina popular como cicatrizante). En esta laguna viven varios tipos de patos como el biguá, pato vapor, gallareta, chucao, el rayadito y el pájaro carpintero. En esta zona ya encontramos ejemplares de los arrayanes al costado del camino, ya nos estamos acercando. En la entrada al bosque, se encuentra la vivienda del guardaparques y distintas construcciones para el personal que trabaja en el lugar. Más adelante, comienza la senda entablada y escalonada. Esta senda se hizo especialmente para proteger al suelo del pisoteo de los turistas, ya que al hacerlo, no dejaban a las plantas crecer adecuadamente. Esta senda tiene 600 metros de recorrido y a través de ella podemos apreciar este por dentro este para eso que es el Bosque de Arrayanes.

                                                                                                      Inicio